EN ES

Perfil de los egresados

Al término de la Licenciatura, los egresados serán capaces de:

  • Dar razón de las verdades de fe reveladas  al hombre, conocidas a través de la Palabra de Dios escrita, la Tradición y el Magisterio Oficial de la Iglesia, para la estructuración de una postura profesional ante la necesidad de fundamentar un discurso teológico.
  • Analizar con rigor científico la Palabra de Dios escrita para la comprensión de la doctrina y el mensaje ahí contenidos, a través del estudio de los diversos géneros literarios que se encuentran en el Antiguo y Nuevo Testamento.
  • Fundamentar, a la luz de la Revelación, los principios éticos del valor y dignidad de la persona humana, relacionados con la vida personal, social, económica y ecológica que permitan el diálogo con las propuestas éticas de la cultura contemporánea.
  • Explicar acontecimientos e hitos históricos y sociológicos determinantes, que a través de 20 siglos de Cristianismo, han influido en su doctrina, organización, misión, crecimiento y en sus relaciones con otras religiones, para la comprensión de fenómenos sociales en los contextos local y global.
  • Diseñar con creatividad estrategias psicopedagógicas de diagnóstico e intervención profesional que permitan, en diversos niveles, trasmitir con eficacia y credibilidad el Mensaje Evangélico a diversos grupos sociales y personas, con base en las actuales realidades humanas, culturales, sociales, económicas y políticas.
  • Demostrar, mediante el desempeño profesional, progresos en sus capacidades de intervención en las dimensiones pastoral, testimonial, vocacional y ministerial; del catequista como educador de la Fe, encarnando una espiritualidad apostólica con sentido de identidad y pertenencia a la Iglesia discípula y misionera.
  • Estructurar argumentaciones teológicas catequéticas mediante el empleo de diversos recursos metodológicos, la organización sistemática de información para la fundamentación de proyectos; y de la intervención profesional en el quehacer pastoral, en la docencia, en la investigación y asesoramiento teológicos, así como en la promoción de la formación humanística cristiana.