EN ES
Formar médicos gineco-obstetras integrales que, en lo general, sean capaces de responder a las necesidades y retos de la medicina y la salud en el país, concernientes al campo de su competencia profesional y, en lo particular, de valorar las medidas pertinentes para conservar, en todo momento, la salud de la mujer durante el embarazo, y de prevenir o, en su caso, tratar las patologías del aparato genital femenino, y con los conocimientos, las habilidades y las actitudes que les permitan:
Actuar en forma acorde con los avances científicos y tecnológicos de la medicina y, en especial, de la Ginecología y la Obstetricia.
Responder a las necesidades asistenciales, educativas y de investigación requeridas en el país en el campo de la gineco-obstetricia.
Coadyuvar de manera integral en la atención de la paciente, con un alto sentido ético y humanístico.